Cómo convertir tu viejo Android en un repetidor WiFi

Surgen otras opciones para las cuales podemos reutilizar un móvil viejo que no utilizamos. En la nota, los detalles y el paso a paso.

En algunas ocasiones hemos necesitado crear una red WiFi con nuestros datos para utilizarla a través de un dispositivo concreto (otro compañero, un portátil…). Esta opción es conocida como Zona WiFi. Sin embargo, la zona WiFi nos restringe en el sentido de que como estamos utilizando la antena WiFi, no podremos conectarnos a otro WiFi de por sí: simplemente podremos pasar nuestros datos móviles a una red WiFi.

Entonces, si quisiéramos poder montar una red Wifi sin tener que sacrificar nada, surgen otras opciones para las cuales podemos reutilizar un móvil viejo que no utilicemos.

Tu viejo Android como repetidor WiFi (ROOT)

Como Android como tal no nos ofrece solución para disponer de un repetidor WiFi (y no que distribuya los datos móviles a través de una WiFi), tendremos que recurrir a una aplicación, como por ejemplo FQRouter2. Esta aplicación nos permitirá montar un repetidor WiFi para compartir la misma conexión WiFi a la que estemos conectados.

Puesto que la aplicación está gestionando el sistema operativo a nivel de redes para poder establecer el móvil como un router, necesitaremos acceso root. También debemos advertir que en algunos móviles da problemas ya que es una app algo desactualizada.

En primer lugar, deberemos instalar la aplicación desde este enlace: Descargar

Tras esto, y antes de abrir la aplicación, deberemos estar conectados a la red WiFi que queramos compartir. Hecho esto, podremos abrir la aplicación y concederle derechos de administrador cuando los requiera.

Con la app abierta, podremos activar la opción WiFi Repeater, para permitirle a la aplicación que:

Compruebe que tenemos acceso root
Nuestro dispositivo es capaz de repetir la señal WiFi (muchos dispositivos tienen limitación a una única conexión por el propio hardware).
Si reunimos ambos requisitos, entonces bastará con que introduzcamos el nombre de la red (SSID) y la clave

Esto demuestra que las capacidades de Android van mucho más allá de lo que, a priori, está permitido, pues tan pronto tengamos privilegios como para gestionar el sistema operativo, podremos encargarnos de lo que queramos, como ocurre cuando somos root en una instalación de Linux (y recordad que Android está basado en Linux). De hecho, para el repetidor WiFi necesitaremos dichos privilegios para poder gestionar correctamente las tablas de enrutamiento del sistema operativo, entre otras cosas. FQRouter2 se encarga de estos pasos por ti con tan sólo darle los permisos e indicarle la WiFi a repetir.

Con esto, si nuestro dispositivo lo permite (y tenemos acceso root), podremos montar un dispositivo como repetidor WiFi. En caso de que tengamos un viejo dispositivo Android sin usar que lo permite, ésta puede ser una de sus funciones, para así evitar tener que comprar un repetidor WiFi en caso de necesitarlo.

Fuente

Deja un comentario